¿Cómo te manejas con tus creencias? ¿Conoces la influencia que ejercen sobre ti?

Trabajando esta semana en un curso de coaching sobre las creencias, no deja de sorprenderme las influencias que tienen sobre nosotros y lo que nos cuesta identificarlas. A pesar que las trabajo habitualmente en las sesiones de coaching.

Uno de los grandes obstáculos que nos encontramos en el camino hacia una vida mejor son nuestras creencias

Las creencias son:

“Juicios que cuentan con nuestro asentimiento y conformidad, seamos o no conscientes de ello” Curso de PNL de IPH

Convicciones y como convicciones que son se pueden cambiar o sustituir.

Comenzaré diciendo que toda tu vida se ha construido influenciada por frases o hechos que te han dicho, han hecho o has escuchado en tu entorno.

Tenemos muchas grabaciones de creencias que nos dejaron nuestros padres, familiares, profesores, amigos, compañeros de trabajo, entrenadores y por supuesto creencias tuyas.

La vida nos da experiencias que nos dan creencias

Por ello es importante que tomes conciencia que la percepción que tienes sobre la vida depende de las gafas o del cristal con el que ves el mundo. En realidad son tus convicciones y creencias que piensas certeras las que hacen que actúes de una manera u otra.

Te dejo el cuento de Jorge Bucay – El cuento del elefante encadenado.

Diferencia entre creencias limitantes y creencias empoderantes

Creencia limitante es la limitación que experimenta una persona cuando quiere obtener algo y su propio sistema de creencias le dice que no lo va a conseguir.

“Esto es muy difícil no lo puedo hacer”

“Seguro que me voy a equivocar otra vez”

“Hay mucha crisis”

“No tengo tiempo”

Creencia empoderante es todo lo contrario, es creer en ti y en tus posibilidades.

“Me voy a poner en marcha”

“Seguro que esta vez lo consigo”

“Siempre hay oportunidades”

“El día tiene 24 horas, voy a aprovecharlo de la manera más eficiente posible”

 

Hay una frase de Henry Ford que dice

“Tanto si crees que lo vas a conseguir como si crees que no lo vas a conseguir, estás en lo cierto”

Reflexión de está gran frase todo depende de lo que tu creas.

Si quieres trabajar tus creencias revisa el siguiente ejercicio y detecta cuáles son las creencias que te frenan y no te dejan avanzar (puede ser que sean otras diferentes)

Las siguientes afirmaciones las debes puntuar del 1 al 10. Siendo 1 completamente falso o 10 completamente verdadero.

  1. Me asusta la incertidumbre
  2. Soy poco lanzado o lanzada
  3. Me da miedo el éxito
  4. Me da miedo el fracaso
  5. Dependo demasiado del “qué dirán”
  6. Necesito aprobación de los demás
  7. No me gusta nada llamar la atención
  8. Voy a lo cómodo, soy así
  9. No estoy dispuesto hacer el ridículo
  10. Siempre dejo para mañana lo que puedo hacer hoy
  11. Soy bueno cuando doy pero me cuesta recibir
  12. Rápidamente me quito méritos
  13. Me gusta la seguridad de lo conocido
  14. No soy nada paciente
  15. Puedo hacer solo/a, no necesito ayuda

Selecciona las tres afirmaciones con las notas más altas

Ahora que ya las tienes identificadas debes pensar que esta creencia no es tuya sino de tu mejor amiga y ponerte en el papel para ayudar a tu amigo y explicarle porque es una creencia de su mente y no es una creencia real.

Una vez que sientas que la creencia no es real, la sustituyes por otra positiva. Al principio puede que sientas que esta segunda creencia no es tuya. No importa, hazla tuya poco a poco.

Recuerda las creencias no se eliminan, se sustituyen por otras.

La creencia empoderante sustituye a la creencia limitante.

“Cuida tus pensamientos por que se convertirán en palabras,

cuida tus palabras porque se convertirán en acciones,

cuida tus acciones porque se convertirán en hábitos,

cuida tus hábitos porque son TU VIDA”

Finalizo diciéndote que CREAS LO QUE CREES.

Dejar un comentario

16 − 15 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.