Hablando desde el corazón ¡Necesito descansar! Por Marian Gil

Mi último post antes de tomar vacaciones lo escribo desde el corazón, el cansancio, la alegría de lo conseguido y desde “tengo que recargar mi batería”

Me quedan 2 días para tomar vacaciones, el jueves por la tarde parto hacia la playa para descansar y cargar energía para afrontar la segunda parte del año, que se presenta muy prometedora.

Recuerdas que te hable de mi creencia limitante de trabajar en julio y agosto 

Ya te conté: como mis pensamientos eran que en julio y agosto las personas no se revisan: como descubrí que ese estaba siendo mi foco y como desmonté la creencia. Hoy te lo puede confirmar. Lotes de cursos online vendidos, siete clientes nuevos este mes, además de los clientes que vienen de otros meses y varias reuniones y propuestas muy interesantes para la vuelta de vacaciones.

Según te he contado en el párrafo anterior, este mes he trabajado muchísimo (encanta y feliz por ello).

Necesito “parar”

Todos los años en mi época vacacional aprovecho para preparar material, leer libros que me ayudan en mi trabajo, revisar como me ha ido el semestre económicamente y revisar los objetivos planteados el año en curso en el que estoy. Sin embargo, este año necesito “parar”.

Me lo voy a permitir!

Me lo merezco!

He escuchado a mi cuerpo y las fuerzas están llegando al mínimo. El otro día pedaleando me dí cuenta que me costaba girar los pedales.

Mi cuerpo me dice Marian descansa o te puedes romper!

Voy hacer caso a mi cuerpo y estas vacaciones no voy a leer sobre cosas de trabajo, no voy a preparar material, no voy a revisar mis objetivos profesionales y económicos.

¿Qué voy a hacer?

Disfrutar de mi marido y mis niños, de mis padres, de mi hermana y sobrinas, de mis amigos y sobre todo de mi misma.

Aprovecharé para hacer ejercicio físico, sentarme en las rocas para conectar con la naturaleza y estar conmigo misma, salir a pasear, tomar el sol, comer y cenar en terrazas, dormir, leer alguna novela ….

Cuando lo escribo, no me lo puedo creer. Me inunda una satisfacción enorme de solo pensarlo y eso que por otro lado me cuesta asimilarlo, por la vorágine en la que estoy metida de clientes, formaciones, propuestas, sesiones de coaching.

Me lo merezco

Cómo he dicho antes. Me lo merezco! Y lo voy a cumplir

Solo estaré online en momentos puntuales

Siempre he admirado de mi ginecólogo que es un médico entregado a sus pacientes. Él, en verano, descansa parcialmente, esto significa que no pasa consulta. Sin embargo, si tienes parto para esa época él está ahí para atenderte.

A mi me ocurre parecido, soy una coach que estoy con mis clientes durante todo el viaje que dura el proceso. Ellos lo saben y por eso estoy en línea permanente con ellos cuando me necesitan por wasap y mail. En estas vacaciones, voy a descansar de trabajar pero también miraré mi correo de vez en cuando por si me necesita algunos de mis clientes (ellos lo saben e igual que me lo agradecen, suelen ser prudentes esos días).

Te deseo Felices vacaciones.

Te espero a finales de agosto.

Comentarios

  1. Mayte Vílchez

    Marian algo muy parecido estoy sintiendo yo, agradezco mucho tu post en este momento. Ahora no me lo puedo permitir, laboral mente hablando, pero en cuanto termine de organizar el Festival De Música Antigua de Daroca, A DESCANSAR!!
    Nos vemos a finales de agosto

Dejar un comentario

14 + 8 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.