¿Quieres sentir la magia de que las cosas te ocurran? Acepta y vive el compromiso.

El compromiso conmigo y compromiso hacia los demás. Compromiso es una palabra que está muy presente en mi día a día tanto hacia mi como hacia los demás.

Sé por experiencia que el compromiso hacia los demás lo cumplimos mucho más a menudo que el compromiso hacia nosotros mismos. Esto es porque ponemos menos conciencia cuando el compromiso es con nosotros.

Si no cumples el compromiso

Renegóciate, cada renegociación es un nuevo compromiso. Si sigues incumpliendo lo que te renegocias, confías menos en ti y tu autoestima baja.

Su definición

Se utiliza por una obligación que has contraído o una palabra ya dada. También, es una promesa o una declaración de principios.

Mi compromiso profesional

Estoy comprometida con el crecimiento personal y profesional de las personas facilitando a mis clientes programas, sesiones y formaciones de gran valor. El objetivo consiste en ubicar y encauzar las vidas y negocios de los clientes y lograr cambios significativos y duraderos. Esta es mi Misión o Propósito profesional como coach y formadora.

Mi compromiso personal

Estar con mi familia desde el presente, no desde lo que tengo pendiente de hacer. Disfrutar de ellos y con ellos lo máximo posible. Los momentos que estoy con ellos, que sobre todo sean de calidad, aunque tengan menos cantidad de la que me gustaría.

Estar pendiente de mis amigas, sobre todo cuando están pasando momentos complicados o nuevos para ellas.

Mi trabajo de crecimiento personal con el compromiso

Hace unos años, era una persona impaciente, poco disciplinada, comenzaba muchas cosas y no las concluía. Esto me llevaba a no sentirme bien porque no cerraba capítulos y porque aunque empezaba con mucho compromiso, el tiempo me demostraba que no tenía compromiso suficiente y me dispersaba.

Desconozco la fecha exacta en que ocurrió la transformación del cambio en mi vida. Lo que si sé que fue en el momento en que comencé a formarme como coach, a trabajarme internamente, a sacar mis valores, a disfrutar de la pasión que siento al liderar mi proyecto de acompañamiento a personas para que lleven las riendas de su vida.

El compromiso de mis clientes

Cuando los clientes llegan a las sesiones de coaching o a mis formaciones, lo primero que les pido es compromiso. Compromiso con ellos para salir de la caja en la que están metidos.

Si, en los comienzos, no tienen compromiso con ellos mismos, les pido que lo tengan conmigo y funciona. Esto es por lo que he comentado anteriormente, nos resulta más fácil cumplir los compromisos con los demás que con nosotros mismos.

En el instante que “agarran” el compromiso, todo fluye y las piezas del puzzle comienzan a colocarse.

Mi compromiso con mis clientes

Mi compromiso es de cien por cien. Cuando estoy con ellos, en las sesiones, mi foco solo está en su aprendizaje, en su crecimiento y en ayudarle a sacar sus propios recursos.

Fuera de las sesiones también tengo el compromiso de estar con un mensaje o mail, en caso de que ellos lo crean oportuno.

El párrafo del compromiso que más me conecta

Mientras no estemos comprometidos surgirán dudas. en el momento que asumimos el compromiso de manera definitiva, la providencia divina también se pone en movimiento.

Todo un fluir de acontecimiento, situaciones y decisiones crean a nuestro favor todo tipo de incidentes, encuentros y ayuda material, que nunca hubiéramos soñado encontrar en nuestro camino.

Cualquier cosa que puedas hacer o soñar, puedes empezarla. El valor encierra en sí mismo genio, fuerza y magia

Estas palabras las vivo muy a menudo con mis clientes y en mi propio cuerpo. Cuando esto ocurre para mi es magia, no tengo otra manera mejor de describirlo.

¿Quieres sentir la magia de que las cosas te ocurran? Acepta y vive el compromiso.

 

Dejar un comentario

13 + 20 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.