Sin excusas, he necesitado una semana de vacaciones desconectada y recargando pilas para poder estar al 100 % personal y profesionalmente hasta el verano

Una de mis máximas: lo que te transmito en mis charlas y en las sesiones personales también me lo aplico. Esto es lo que ha ocurrido esta semana pasada. En vacaciones he necesitado desconectar para no “romperme” física y mentalmente.

¿Por qué no te avisé que no iba a escribir la semana pasada? Porque no era mi idea, me iba a la playa y desde allí iba a trabajar aunque con menos intensidad. Sin embargo no lo hice.

Estoy en un momento muy dulce personal y profesionalmente. Mi negocio esta creciendo muy rápido y desde luego me hace feliz, sin embargo, al mismo tiempo me hace estar muy centrada en él y hace que este en una vorágine que hace que no tenga tiempo para mi.

La semana antes de vacaciones fue como muchas que tengo:

–       Impartí 2 talleres y charlas

–       Trabajé con mis clientes en sesiones personales

–       Asistí a un Networking de empresarios

–       Preparé charlas y talleres pendientes para finales de abril y mayo

–       Mandé varios presupuestos que me habían solicitado

–       Hice un curso de 2 días de coaching de equipos en empresas …

¿Qué fue diferente?

Tome consciencia y escuché a mi cuerpo. Mi cuerpo y mi mente necesitaba un descanso, estaba agotada literalmente. La frase que tan a menudo te transmito

“Vive el aquí y el ahora”

Se nos olvida vivir el presente y nos vamos del pasado al futuro. Esto hace que la vida se nos escape y se pase sin vivirla, sin sentirla.

Hace unos cuantos meses me di cuenta de mi vorágine y que no disfrutaba del camino, solo estaba centrada en conseguir los objetivos marcados. Un día todo cambió, mi percepción fue distinta.

¿Quiero llegar a la cima? Por supuesto.

Pero lo más importante no es llegar a la cima sino lo que disfruto subiendo hacia la cima. Sentir y vivir paso a paso del camino.

Esto es lo que hago cada día saborear todos los acontecimientos personales y profesionales que me están sucediendo.

Foto cumpleaños Marian Gil     Ayer fue mi cumpleaños y fue un día feliz y maravilloso. Saboreé cada instante del día, no me lo quería perder. Era consciente de ello.

Celebramos una comida familiar que fue muy divertida.

Me llenaron de besos, abrazos y regalos

Me felicitaron todas mis amigas

Tuve noticias de todas ellas

Gracias al wastapp y las redes sociales me felicitaron muchísimas personas que en otras circunstancias no lo hubieran hecho

Sople las velas y pedí dos deseos porque hubo dos tartas, ja, ja.

¿Por qué te cuento todo esto? Porque deseo

–       que vivas el presente

–       que disfrutes de cada momento de tu vida

–       que escuches a tu cuerpo y le hagas caso

–       que saques lo positivo de cada cosa que te pasa

–       que seas feliz

Recuerda mirar la agenda para este mes de mayo. 2ª Promoción taller de miedos y creencias que nos frenan el día 7 de mayo. El primero lleno absoluto. En el segundo quedan pocas plazas.

Taller gratuito sobre una sesión de coaching “¿Quieres tener una instantánea de tu vida?

Dejar un comentario

4 × tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.