Sonríe, sonríe y continúa sonriendo

Hace unos días en una sesión de coaching trabajé con un cliente un ejercicio de una visualización, donde se te otorga la posibilidad de escribir en una valla publicitaria un mensaje para que lo vea todo el mundo que pase por allí. Sonríe, es el mensaje que decidió poner este cliente.

No me deja de sorprender como desde una manera inconsciente, al cliente le llega el mensaje de lo que le hace falta en su vida.

Este coachee desde esa sesión decidió sonreír. Lo curioso de ello es que me contaba como una persona con la que trabaja le comentó, “Es increíble como en esta semana te veo otra cara, hasta el punto que has rejuvenecido”. Mi cliente no le había contado nada, ni tampoco le dio explicaciones. Lo que si te aseguro es que el coaching y/o crecimiento personal y profesional funciona.

Sonreír

Sonreír es un instrumento de motivación con una eficacia asombrosa. A la vez que emite vibraciones positivas.

Si sonríes no puedes estar enfadado y cuando sonríes la gente te devuelve la sonrisa, lo tengo comprobado.

“Una sonrisa cuesta menos que la electricidad, pero de la misma cantidad de luz” Abbé Pierre

La sonrisa, verdadera y franca,  es la herramienta principal de los signos no verbales, de aquellos que no se dicen con la palabra sino con los gestos o actitud. ¡Qué diferencia! cuando vemos a una persona risueña a cuando vemos a otra enfadada.

Proponer una sonrisa alimenta la confianza. Nos ayuda a superar las pesadez de algunas situaciones, nos volvemos más agradables. Recuerdo una persona que se sentía desubicada en el trabajo. En nuestras sesiones trabajamos su sonrisa y su actitud hacia los demás. Como compromiso se llevó sonreír a los compañeros de trabajo, al principio recuerdo que me contó que no le salía y que lo tenía que provocar. Os resumo su evolución, un día me dijo “me han sonreído”, otro día “me he ido a comer con una compañera de trabajo” y al final del proceso, toda entusiasmada, compartió una frase que le había dedicado una compañera “eres un mirlo blanco”. Con este testimonio quiero compartir que si sonreímos todo se hace más fácil desde nosotros y hacia los demás.

Si sonreímos tenemos mayor accesibilidad y facilidad para que las cosas ocurran.

Ejercicio escribir acciones

Escribe en cada punta de la estrella una acción que te produzca una sonrisa.

Estrella

Después la realizas para complacerte y sentirte bien.

Sonríe por dentro y sonríe por fuera

Expresa gratitud

Expresar gratitud es decir “gracias” pero también es mucho más, es: apreciar, ver lo positivo de las cosas o disfrutar del momento. Gratitud es el antídoto para las emociones negativas.

La gratitud es la emoción que nos permite poder apreciar la vida tal como es hoy.

Es importante practicar la gratitud

Acostúmbrate a reservar cada día unos minutos a pensar a quién estás agradecido ese día. Si lo haces cambiará tu actitud hacia los demás y hacia los demás.

“El agradecimiento es la memoria del corazón” Lao Tse

Si reflexionamos sobre las cosas que estamos agradecidos conseguimos vivir más en paz con nosotros mismos.

Lo contrario del agradecimiento es la crítica y la queja. Hay momentos en que no viene mal desahogarnos pero sino nos quedamos enganchados ahí nos puede costar encontrar el agradecimiento.

Atraemos lo que somos y somos lo que pensamos. Por eso es tan importante ser agradecido.

Ejercicio de agradecimiento

Anota por lo que ahora mismo estás agradecido. Acciones cotidianas del día a día, o más transcendentales o de amor a tus seres queridos. Agradecimiento por haber conseguido logros o metas ….. Empieza comenzando por agradecer estar vivo.

Se trata de recordar los pequeños o grandes momentos positivos que se nos presentan todos los días y que muchas veces pasan por alto y no los registramos.

Ejercicio. Escribe una carta de agradecimiento

Piensa en una persona a la que valores mucho, te haya impactado positivamente en tu vida o estés agradecida por algo que te ha hecho o te ha ayudado. En la carta le vas a escribir todas esas cosas que consideras importante y que te han ayudado a dar sentido a tu vida.

Si crees que es un buen momento para tu crecimiento personal, lo puedes hacer con un coach a través de un proceso de coaching o también con la compra de cinco talleres reunidos en un Pack de Crecimiento Personal por 69 €. Si quieres comprarlos lo puedes hacer a través de mariangil@mariangil.com

Si te ha gustado el artículo, te invito a que lo compartes en las redes sociales.

 

Dejar un comentario

2 × dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.